martes, 24 de noviembre de 2009

Barack, no tan negro

Un estudio de la Universidad de Chicago sugiere que la afinidad política puede influir en la manera en la que la gente percibe el color de piel de los candidatos.

Los investigadores mostraban 3 fotografías de Obama en las que aparecía con tres diferentes tonalidades de piel, de más claro a más oscuro, y pedían a los participantes que eligieran la que les parecía más representativa del presidente.

Los estudios dieron resultados interesantes, los más afines ideológicamente a Obama escogían la fotografía en que aparecía más blanco, mientras que los más distantes escogían en mayor grado la foto en que aparecía más negro.
O sea, sus partidarios le ven más blanco, sus opositores republicanos le ven más negro.

Pero más curiosa que el resultado es la interpretación de los mismos.
Según los investigadores la cosa no tiene que ver con lo racial, y explican que su hipótesis consiste en que el color oscuro está relacionado con opiniones negativas, y más blanco con positivas.
Aunque como hipótesis parece un pelín flechada, más negro más malo, más blanco más bueno... mmm....

No hay comentarios:

Publicar un comentario