sábado, 9 de diciembre de 2006

El medio es el mensaje

"Flandes ha proclamado unilateralmente su independencia. El Rey ha abandonado el país. Bélgica, como tal, deja de existir". Así François De Brigode, periodista de la televisión pública belga anunciaba esta noticia que aseguraban merecía una "emisión especial".

Durante más de 35 minutos, y sin advertir al público que se estaba frente a una ficción, se hizo pensaar a los belgas que su país dejaba de existir como tal.

Durante dos años la Televisión Pública de Valonia, RTBF, preparó su propia versión de La guerra de los mundos a la belga.
Imitando lo sucedido cuando en 1938 Orson Wells, desde un programa de radio aterrizó a los Estados Unidos mientras describía una supuesta invasión extraterrestre, los belgas se sorprendieron la noche del miércoles con esta noticia falsa, pero lo bastante probable como para sacudir al país ante su inminente división.

A las 20.21 horas la emisión de Noticias a la una, fue abruptamente interrumpida.
Según el responsable de la realización, Philippe Dutilleul, "no se trata de un bulo, sino docuficción que tiene como objetivo suscitar el debate".
El programa ha provocado indignación entre flamencos y valones, que aún reconociendo que el programa estaba bien hecho, opinan es "irresponsable" e "impropio" de la televisión pública.

Luego de más de media hora de imágenes de caos provocado por la división del país y la partida presurosa del Rey rumbo a Congo, apareció en las pantallas el letrero que advertía que todo era pura ficción. Hay quienes afirman que el letrero se añadió luego de una furiosa llamada de Palacio.

Los belgas realizaron más de 4.000 llamadas y enviaron 22.000 mensajes pidiendo información, y algunas personas, sobre todo las de más edad, sintieron el pánico ante la incertidumbre que provocaba la situación, aunque no se registraron incidentes violentos.

Ya más por estas tierras, el eurodiputado catalán de Esquerra Republicana, Bernat Joan, que también participó en la emisión, celebró en catalán la independencia flamenca como un precedente para Cataluña.

lunes, 20 de noviembre de 2006

Política, mentiras y cintas de vídeo

La opinión del diario se expresa solo en los editoriales. Los artículos exponen opiniones personales.


España es un país tomado por la violencia, la delincuencia y las mafias internacionales, según un tremebundo vídeo de apenas un minuto y medio de duración que el PP presentará hoy en la conferencia sobre seguridad que ese partido celebra en Madrid y que ya ha colgado en su página web. Imágenes de asesinatos, robos, detenciones, enfrentamientos con la policía y vandalismo callejero sirven al PP para denunciar que la seguridad es el gran “fracaso de Zapatero”. Es un aperitivo del tipo de campaña electoral que la derecha prepara para los comicios locales y autonómicos del año próximo.
En una reciente entrevista, el director de campaña de CiU, David Madí, vaticinaba que la agresiva propaganda electoral empleada por la federación nacionalista en las recientes elecciones catalanas –recuérdese el polémico vídeo ConfidencialCat– había creado estilo y manera de decir las cosas. Sería injusto no recordar que el PSOE ya entró por esa peligrosa vía en los años 90 con otro polémico espot en el que se identificaba al PP con un peligroso perro dóberman. En cualquier caso, David Madí tiene razón: se ha creado estilo. Y algunos partidos amenazan con entrar en una escalada del y yo más que tú. Como en la telebasura: a ver quien la dice más gorda.
Todo parece valer en una campaña electoral, incluso la utilización de imágenes de manifestaciones violentas para denunciar la política de seguridad del Gobierno del PSOE que se corresponden a hechos sucedidos ¡bajo el mandato de José María Aznar!, como el desalojo de los okupas del cine Princesa de Barcelona. Lo más sangrante es la identificación entre delincuencia e inmigración que realiza el dichoso vídeo del PP, al referirse sin más al control de las fronteras como un buen sistema para combatir el crimen.
Resulta inútil esperar que los políticos, sean del Gobierno o de la oposición, descarten utilizar la exageración o la mentira para montar sobre ellas argumentos impactantes contra sus adversarios. Es ley de vida que desde la oposición acusen al Gobierno de los mismos errores y deficiencias en que incurrieron ellos cuando ocupaban el poder. Para algunos, eso, la burda manipulación de la opinión pública, forma parte del juego democrático, de la alternancia. Luego vienen las lamentaciones por la caída de la participación electoral o por el abultado número de votos en blanco, las promesas de enmienda, y vuelta a empezar.


Fuente: http://blogs.que.es/2634/2006/11/18/politica-mentiras-y-cintas-video/